La COSCE pide la revisión del marco regulatorio europeo de las técnicas de mejora vegetal

La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha publicado un informe sobre el uso de la edición genómica en mejora vegetal en la Unión Europea (UE) en el que se pide una revisión del marco regulatorio de estas técnicas. Una petición que llega días después de que se conocieran los resultados de la consulta pública de la Comisión Europea Esobre cómo deben ser reguladas las Nuevas Técnicas de Edición Genética, conocidas como New Genomic Techniques (NGTs). El 79 % de los participantes cree que la legislación de organismos modificados genéticamente (OMGs) no es adecuada para las plantas obtenidas por NGTs.

El informe de COSCE detalla las trabas que supone el marco legal vigente en la Unión Europea para el uso de técnicas de mejora vegetal y propone alternativas destinadas a revisar la normativa actual, abandonando posiciones radicales y de confrontación. El documento solicita la necesaria revisión del marco regulador de las técnicas de mejora vegetal en la UE para que el sector agroalimentario español pueda seguir siendo competitivo y pueda afrontar el reto de productividad y sostenibilidad que exige el cambio climático y el aumento global de la población.

El informe destaca que es urgente para Europa, y especialmente para España, disponer de un marco regulador que apoye y permita el desarrollo de la mejora genética avanzada, imprescindible para satisfacer la demanda de producción de alimentos de un modo sostenible. Según la COSCE, “el ahora vigente es del año 2001 y está obsoleto, como reconoció recientemente el Tribunal de Justicia de la UE. En la normativa europea vigente, las técnicas de mejora vegetal no están convenientemente diferenciadas de los transgénicos  y en el informe se solicita su necesaria diferenciación”.

Además, se destacan logros de las técnicas de la edición vegetal cuya aplicación en Europa, y no así en países competidores en la producción agroalimentaria no europeos, se ve obstaculizada por el marco legal:

  • Mejora en la capacidad de las plantas para asimilar compuestos nitrogenados, lo que permite reducir el uso de fertilizantes en los cultivos.
  • Mejora en las características nutricionales de productos de origen vegetal (como el pan o el aceite) y otros que sirven como forraje para la alimentación animal.
  • Plantas resistentes a insectos y microorganismos patógenos, lo que supondrá un incremento en su productividad y una importante reducción en el uso de pesticidas a nivel global.
  • Variedades capaces de mantener su producción con aguas de riego salinas, en temperaturas extremas, o condiciones de sequía, y por consiguiente más tolerantes al cambio climático.

Han elaborado el documento los siguientes miembros de la Comisión COSCE , creada para  analizar el marco legislativo de las Técnicas de Edición Genómica: Francisco Mojica (Universidad de Alicante); Toni Granell (Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, CSIC); Pilar Cubas (Centro Nacional de Biotecnología, CSIC); Pere Puigdomènech (Centro de Investigación en Agrigenómica, CRAG);
Leire Escajedo (Universidad del País Vasco); Gonzaga Ruiz de Gauna (BIOVEGEN); y Nora Alonso (DNA Advisory Services, sector Alimentación y Agricultura).

INFORME COMPLETO

 

Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies