Brasil sigue avanzando en la siembra de cultivos transgénicos, con 68 millones de hectáreas en la campaña agrícola 2022-2023.

Este pronóstico se menciona en el Anuario de Biotecnología Agrícola publicado por la Red Global de Información Agrícola del USDA-FAS y preparado por la Oficina de Asuntos Agrícolas de Brasilia para los exportadores nacionales de alimentos y productos agrícolas de los Estados Unidos.

Brasil es el segundo país que más adopta cultivos transgénicos a nivel mundial. El país ha emitido aprobaciones para 105 eventos de cultivos transgénicos. Las tasas de adopción de la soja y el algodón han alcanzado el 99% y el 95% en el caso del maíz.

La continua adopción de semillas transgénicas por parte de Brasil y la aceptación de los productores en el mercado han contribuido al impulso de la producción agrícola del país.

Junto con Argentina, Paraguay y Uruguay, Brasil formó la Red Internacional para la Bioseguridad de Productos Derivados de la Biotecnología Moderna (ABRE-Bio). La iniciativa tiene como objetivo desarrollar procedimientos y estándares armonizados para reducir el coste y el tiempo de la evaluación de riesgos de plantas genéticamente modificadas.

Fuente: ISAAA

Compartir en redes sociales