Con 307 votos a favor, 263 en contra y 41 abstenciones, el Parlamento Europeo ha adoptado esta mañana su posición de cara a las negociaciones con los Estados miembros sobre la propuesta de la Comisión relativa a las nuevas técnicas genómicas (NGTs).

Para el Parlamento Europeo, el objetivo de la propuesta es hacer que el sistema alimentario sea más sostenible y resiliente mediante el desarrollo de variedades vegetales mejoradas que resistan al clima y a las plagas y ofrezcan un mayor rendimiento o que requieran menos fertilizantes y fitosanitarios.

En la actualidad en la Unión Europea, las plantas obtenidas mediante estas tecnologías están sujetas a las mismas normas que los organismos modificados genéticamente (OMGs). Hoy la Eurocámara ha respaldado con su posición la propuesta de establecer dos categorías diferentes y dos paquetes de normas para las plantas obtenidas con estas técnicas.

Tras la votación en el Pleno, la ponente Jessica Polfjärd (PPE, Suecia) hizo las siguientes declaraciones: «Las NTGs son esenciales para reforzar la seguridad alimentaria de Europa y ecologizar nuestra producción agrícola. Las nuevas normas permitirán desarrollar variedades vegetales mejoradas que garanticen un mayor rendimiento, sean resistentes al clima o requieran menos fertilizantes y plaguicidas. Espero que los Estados miembros adopten pronto su posición para que podamos aprobar la nueva normativa antes de las elecciones europeas y dar a los agricultores las herramientas necesarias para la transición ecológica».

A partir de hoy el destino de la propuesta está en manos del Consejo de la Unión Europea.

Compartir en redes sociales