Crédito foto: Francesco Rucci y Francesco Marinelli para Nature

Sara Abdou, biotecnóloga y estudiante de doctorado en la Universidad e Investigación de Wageningen en los Países Bajos, está trabajando en el color de las flores de las petunias. Usando muestras de tejido, Sara analiza los pigmentos y la genética detrás de ellos, y está ansiosa por crear petunias naranjas.

Las petunias blancas existen en la naturaleza, pero no las de color naranja brillante y amarillo. Sara quiere crear petunias naranjas no introduciendo un gen de otra especie, sino arreglando la vía genética que impide que las petunias sean naturalmente naranjas. Utilizando la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9, Sara realiza cambios en lugares precisos del genoma de la petunia. Sara dice que prefiere usar CRISPR-Cas9 porque es más rápido, más barato, más preciso y más eficiente que otros métodos de edición del genoma.

El trabajo de Sara también es aplicable a los cultivos, ya que la vía del pigmento en la petunia es similar a la de otros cultivos y especies de plantas. Espera aplicar su trabajo en la producción de colores anaranjados mediante la edición genética a otras plantas.

Para obtener más detalles, lea el artículo en Nature.

Fuente: ISAAA

Compartir en redes sociales