Estados Unidos ha marcado enero de 2020 como el Mes Nacional de la Biotecnología. Según un comunicado de la Casa Blanca, esta acción busca reconocer el enorme potencial de la biotecnología para mejorar la vida de las personas en el país y en todo el mundo. “Sus aplicaciones tienen posibilidades ilimitadas para el crecimiento económico, la seguridad nacional, la atención médica, la manufactura y la agricultura. Con la biotecnología, podemos desarrollar nuevas formas de tratar el cáncer, fabricar medicamentos, generar plásticos y proporcionar a los agricultores y ganaderos las herramientas que necesitan para ayudar a alimentar y vestir a la creciente población mundial, que se espera que supere los nueve9 mil millones para 2050”.

Estados Unidos ha logrado avances notables en esta tecnología en las últimas dos décadas gracias a la investigación e innovación nacional, aprovechando las fortalezas del sector privado, la comunidad científica y el gobierno. La Casa Blanca afirma que “el espíritu de descubrimiento estadounidense ha envalentonado a los científicos pioneros de todos los sectores, para integrar la biología con una sorprendente diversidad de otros campos, desde la fabricación hasta la informática, impulsando la biotecnología.”

El comunicado continúa diciendo que a medida que el campo continúa desarrollándose, la industria de la biotecnología ya mejora vidas a través de su importante contribución económica. “La biotecnología ha estimulado la creación y el crecimiento de pequeñas empresas, generado nuevos empleos y alentado la innovación agrícola, médica e industrial. Los avances en biotecnología están beneficiando a los estadounidenses en todos los rincones de nuestra nación, desde los centros urbanos hasta las comunidades rurales. Por cada empleo en biotecnología, se crean casi dos empleos más en otros sectores en América rural”.

En este enlace podéis consultar el comunicado completo de la Casa Blanca.

Compartir en redes sociales

Array