Tras dos años de estudios científicos sobre su seguridad, los agricultores panameños podrán en 2013 sembrar maíz modificado genéticamente resistente a plagas. La autorización de dicha siembra comercial establece que la producción de este maíz biotecnológico será destinado a alimentación animal.

La Comisión Nacional de Bioseguridad, en la que se encuentran los Ministerios de Desarrollo Agropecuario (MIDA), de Salud, Comercio y Relaciones Exteriores, al igual que otras autoridades y delegados de organizaciones civiles, ha sido la encargada de autorizar dicha siembra.

Según recoge Agro-Bio, Judith Vargas, representante del MIDA, informó que las investigaciones se desarrollaron en los últimos dos años en la finca experimental “El Ejido” del Instituto de Investigación Agropecuaria, en la central provincia de Los Santos.

El maíz aprobado será importado de Estados Unidos y se sembrará en las provincias de Los Santos y Herrera con la supervisión de técnicos del MIDA. La producción con maíz GM será destinada para alimentación animal.

Los productores deberán cumplir con los requisitos de seguridad para la siembra de maíz modificado genéticamente, entre ellos, la rotación cultivos y la siembra de refugios.

Compartir en redes sociales