LOS LÍQUIDOS IÓNICOS

Por último, recientemente han emergido los líquidos iónicos, una clase de disolventes orgánicos polares que consisten en un grupo de sales con un catión orgánico y un anión orgánico/inorgánico que se encuentran en estado líquido típicamente por debajo de los 100ºC (Adawiyah et al., 2016). Su uso en la administración de fármacos vía oral se encuentra ligado a moléculas pequeñas poco solubles en agua como danazol, itraconazol, cinarizina y halofantrina (Patel et al., 2014).

Un ejemplo de esta formulación oral líquida aplicada a la insulina y con resultados prometedores, incluyendo su seguridad, eficacia y estabilidad a largo plazo, es la obtenida por el grupo de Banerjee, que recurrió a un disolvente eutéctico de colina y geranato (CAGE), tenido ambos compuestos el sello GRAS concedido por la FDA (Banerjee et al., 2018). A pesar del éxito de este sistema, todavía queda examinar la posible toxicidad crónica del CAGE para el suministro oral de insulina.

Por último, cabe destacar el anuncio que hacía la compañía Oramed Pharmaceuticals, una farmacéutica cuyo objeto de trabajo es el desarrollo de sistemas de administración de fármacos orales, en mayo de 2018, por el cual sostenían que se estaban llevando a cabo los tramites para llevar al mercado el primer producto de insulina oral; todo ello basado en un ensayo clínico de gran tamaño y avanzado que estaría bajo la dirección de la FDA, y que habría involucrado a 240 pacientes con diabetes de tipo 2. Si quiere seguirse el desarrollo de este proyecto y relacionados con esta empresa.

Todos estos estudios arrojan luz sobre el desarrollo de la insulina oral y su pronta puesta en mercado, lo que contribuirá a mejorar el nivel de vida de los millones de personas que padecen esta enfermedad.

1 2 3 4

Compartir en redes sociales