El grupo Greenbiotech, formado por científicos del sector público y distintas organizaciones de agricultores de toda Europa, ha publicado el informe ‘Políticas europeas sobre transgénicos, agricultura sostenible e investigación pública’, un documento que pretende que el debate sobre biotecnología agraria en la Unión Europea esté menos polarizado y se guíe por argumentos científicos.

El documento analiza los retos globales a los que se enfrenta la agricultura, la situación de la investigación pública, las experiencias de los agricultores en el cultivo de semillas transgénicas, el marco de la regulación europea, así como una encuesta tanto a agricultores como científicos sobre estos temas.

En las conclusiones del informe se destaca que existen en la Unión Europea muchas barreras al cultivo de semillas modificadas genéticamente, un freno que no está atendiendo a razones científicas y que deja de lado las limitaciones de la agricultura tradicional a la hora de ofrecer soluciones a los retos agrarios.

También se denuncia que las restrictivas políticas europeas privan a los agricultores de la libertad de elección, impidiéndoles usar tecnologías por las que están apostando sus competidores y que ellos no pueden usar.

En esta línea también se denuncia que la investigación biotecnológica pública está siendo frenada, parada o llevada al extranjero a causa de la rigurosa regulación que hace de de estos procesos algo extremadamente costoso que las entidades no se pueden permitir.

El informe puede ser descargado desde la página web de Greenbiotech.

Compartir en redes sociales