Un amplio elenco de expertos participaron el pasado jueves en la jornada técnica ‘Variedades transgénicas tolerantes a herbicidas: riesgos y oportunidades para España’ organizada por la Fundación Foro Agrario. Los ponentes analizaron el papel que juegan estos cultivos ante los retos agrarios y alimentarios. A día de hoy un gran número de las semillas transgénicas comercializadas en el mundo cuentan con al menos un gen de tolerancia a herbicidas. En Europa aún no se ha aprobado ningún cultivo con esta característica.

La jornada contó con las intervenciones de Martín Fernández de Gorostiza Ysbert (Fundación Foro Agrario), Pilar Carbonero (UPM), Ana Fresno (MARM), Ramón Albajes (Universidad de Lérida), Cristina Chueca (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria), Luis Ordea (SGMP), Pedro Castañera (CIB-CSIC), Andreu Taberner (SPV), Vicente Bodas (CITAL), José Ramón Díaz (ASAJA), y Concepción Novillo (ANOVE y Monsanto).

La presentación fue llevada a cabo por D. Jesús Vázquez Minguela y D. Pedro Urbano Terrón, Director de la Escuela y Presidente de la Fundación, respectivamente, interviniendo a continuación D. Martín Fernández de Gorostiza, quien analizó las posibilidades del empelo global de las variedades MG tolerantes a herbicidas.

Vicente Bodas quiso recordar que la agricultura se basa en la alteración del medio natural, por lo que la agricultura de conservación tiene que usar todos los avances tecnológicos para optimizar el uso de recursos con el menor impacto ambiental. “Los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas son una oportunidad efectiva en la simplificación del”, concluyó.

En cuanto a los controles científicos a los que se somete los cultivos transgénicos, Ana Fresnos recordó que el proceso consiste en “comparar el propio transgénico con el de su convencional para ver si el primero alberga más riesgos que el segundo”. Por su parte, Conchi Novillo resaltó que la comercialización de transgénicas está sujeta a unos controles sin precedentes”.  Todos los transgénicos aprobados han superado estos controles que aseguran que sean igual de seguros que sus homólogos convencionales.

Ramón Albajes recordó que los estudios científicos realizados hasta la fecha no han hallado ningún efecto de resistencia en organismos no objeto ni ningún efecto del herbicida en la red trófica. Hizo referencia al estudio ‘Farm Scale Evaluations (FSEs) of GM Herbicide Tolerant Crops’ en el que se argumenta la seguridad de los estos cultivos y se desmienten factores colaterales como el que a más malas hierbas existan más depredadores.

Por su parte, José Ramón Díaz señaló la desigualdad a la que se enfrentan los agricultores españoles y europeos al no poder sembrar semillas transgénicas cuya producción puede ser importadas. “Los agricultores están en desventaja por no tener acceso a una tecnología a la que sus competidores pueden acceder”, explicaba Conchi Novillo. Factores naturales como la escasez de agua, las plagas o las malas hierbas hacen cada vez más necesario el cultivo de nuevas variedades.

Para finalizar, Conchi Novillo hizo hincapié en que “España es un claro ejemplo de que la convivencia de cultivos es posible, de gestión responsable, de buenas prácticas, y debemos seguir adelante”.

Cultivos transgénicos, una opción segura y necesaria

Un amplio elenco de expertos participaron el pasado jueves en la jornada técnica ‘Variedades transgénicas tolerantes a herbicidas: riesgos y oportunidades para España’ organizada por la Fundación Foro Agrario. Los ponentes analizaron el papel que juegan estos cultivos ante los retos agrarios y alimentarios. A día de hoy el 82% de las semillas transgénicas comercializadas en el mundo cuentan con al menos un gen de tolerancia a herbicidas. En Europa aún no se ha aprobado ningún cultivo con esta característica.

La jornada contó con las intervenciones de Ana Fresno (MARM), Ramón Albajes (Universidad de Lérida), Cristina Chueca (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria), Luis Ordea (SGMP), Andreu Taberner (SPV), Vicente Bodas (CITAL), José Ramón Díaz (ASAJA), y Concepción Novillo (ANOVE y Monsanto).

Vicente Bodas quiso recordar que la agricultura se basa en la alteración del medio natural, por lo que la agricultura de conservación tiene que usar todos los avances tecnológicos para optimizar el uso de recursos con el menor impacto ambiental. “Los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas son una oportunidad efectiva en la simplificación del”, concluyó.

En cuanto a los controles científicos a los que se somete los cultivos transgénicos, Ana Fresnos recordó que el proceso consiste en “comparar el propio transgénico con el de su convencional para ver si el primero alberga más riesgos que el segundo”. Por su parte, Conchi Novillo resaltó que la comercialización de transgénicas está sujeta a unos controles sin precedentes”. Todos los transgénicos aprobados han superado estos controles que aseguran que sean igual de seguros que sus homólogos convencionales.

Ramón Albajes recordó que los estudios científicos realizados hasta la fecha no han hallado ningún efecto de resistencia en organismos no objeto ni ningún efecto del herbicida en la red trófica. Hizo referencia al estudio ‘Farm Scale Evaluations (FSEs) of GM Herbicide Tolerant Crops’ en el que se argumenta la seguridad de los estos cultivos y se desmienten factores colaterales como el que a más malas hierbas existan más depredadores.

Por su parte, José Ramón Díaz señaló la desigualdad a la que se enfrentan los agricultores españoles y europeos al no poder sembrar semillas transgénicas cuya producción puede ser importadas. “Los agricultores están en desventaja por no tener acceso a una tecnología a la que sus competidores pueden acceder”, explicaba Conchi Novillo. Factores naturales como la escasez de agua, las plagas o las malas hierbas hacen cada vez más necesario el cultivo de nuevas variedades.

Para finalizar, Conchi Novillo hizo hincapié en que “España es un claro ejemplo de que la convivencia de cultivos es posible, de gestión responsable, de buenas prácticas, y debemos seguir adelante”.

Compartir en redes sociales